La Casa Blanca aseguró que “no hay ninguna violación o problemas de soberanía” con la visita de la presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán.

El coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo en una entrevista con la cadena de televisión CNN que su país no apoya la independencia de Taiwán y que la visita de Pelosi únicamente “reafirma la política de una sola China”, defendida por Beijing.

Kirby quiso restar importancia al viaje y reiteró que en el pasado otros líderes del Congreso de EE.UU. visitaron la isla, “agregaría que un expresidente de la Cámara Baja lo hizo ahora hace unos 20 o 25 años”.

Agregó que su país no se va a ver intimidado por “las amenazas” de China, que este martes advirtió que Taiwán se enfrenta a “consecuencias desastrosas” si “Estados Unidos gestiona mal la situación en el estrecho”.

La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, apuntó que es “difícil imaginar una acción más temeraria y provocadora” que la visita de Pelosi, al tiempo que extendió la posibilidad de “consecuencias desastrosas si Estados Unidos se equivoca en su juicio” no solo para Taiwán, sino para la “prosperidad y seguridad del mundo entero”.