Un juez federal concedió la segunda suspensión definitiva en la obra del tramo 5 del Tren Maya, proyecto prioritario para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pero la negó para los tramos 6 y 7.

Fernando Novelo, juez primero de Distrito con sede en Yucatán, resolvió sobre el amparo 923/2022, tramitado por la organización Defendiendo el Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS), conceder la suspensión definitiva, a fin de frenar las obras del tramo 5 norte por no contar con resolutivo y en la parte sur porque no se han cumplido con las condicionantes que se impusieron como requisitos previos a iniciar las obras.

El resolutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del tramo 5 sur establecía 26 medidas condicionantes de prevención y mitigación. Tres de estas medidas debían satisfacerse de manera previa al inicio de cualquier obra, a fin de salvaguardar el medioambiente de la zona.

Se trata de los proyectos ejecutivos, los programas específicos -como el de manejo integral de residuos, de conservación de suelos y reforestación, de calidad de aire, manejo de flora y fauna, ahuyentamiento, rescate y reubicación de fauna silvestre- y el Estudio Técnico Económico (ETE), mismas que no han sido cumplidas por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) Tren Maya.

El amparo 923/2022 fue tramitado el 5 de abril pasado, cuyo acto reclamado son los permisos, autorizaciones y trabajos que conllevan a la planeación, ejecución, y desarrollo de actividades en el tramos 5 del proyecto Tren Maya, y del que ya se había concedido una suspensión provisional.