La exservidora pública Rosario Robles no podrá ser arrestada, pues el delito de ejercicio indebido del servicio público no amerita prisión preventiva automática, un juez concedió a la extitular de Sedesol una suspensión ante una posible orden de aprehensión o comparecencia.

El juzgado Décimo del Distrito de Amparo en Materia Penal, a cargo de Patricio Leopoldo Vargas, el que admitió la demanda de la exfuncionaria.

El juez señaló que por los actos reclamados consistentes a la orden de comparecencia, así como la ejecución de dicho acto, se concede la suspensión provisional a María del Rosario Berlanga, para el efecto que no sea presentada.

La medida cautelar no tendrá efecto legal si la señalada no paga 69 mil 500 pesos de garantía en un plazo de cinco días y no la protege en caso de que los ilícitos de los cuales es acusado ameriten prisión preventiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here