El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) anunció que reabrirá sus puertas el próximo 27 de agosto con entradas gratuitas después de haber permanecido cerrado cinco meses y medio a consecuencia de las normas establecidas en la Gran Manzana para tratar de frenar los contagios del COVID-19.

El primer mes, según detalló la institución en un comunicado, abrirá en horario reducido, de las 10 de la mañana hasta las 17:30 h de la tarde de martes a domingo, cuando los visitantes no tendrán que pagar para acceder, mientras que el lunes solamente podrán acudir los miembros del museo.

“Hemos estado preparando la reapertura del Museo de Arte Moderno durante meses para asegurar el regreso seguro de nuestro personal y los visitantes, y estamos listos para dar la bienvenida a todos a nuestro museo recientemente expandido y reconfigurado”, afirmó el director del MoMA, Glenn Lowry, quien dijo que espera que los ciudadanos puedan encontrar “consuelo e inspiración” en sus galerías.

Como ya han anunciado otras destacadas instituciones como el Museo Metropolitano y el Whitney, quien quiera acceder al MoMA debe reservar entradas que establecen una hora de entrada concreta, que estarán disponibles a partir del próximo viernes, 21 de agosto, a la vez que se limitará a 100 el número de visitantes por hora hasta un 25 por ciento de la capacidad máxima del edificio.