Cientos de migrantes, en su mayoría jóvenes, caminan este miércoles desde la frontera de Honduras alimentando una nueva caravana hacia Estados Unidos, pese a los acuerdos alcanzados por Washington con algunos Gobiernos de Centroamérica para frenar la migración indocumentada.

Jóvenes con gorra y mochila en la espalda, mujeres con niños en brazos e incluso familias completas partieron durante la madrugada en un primer grupo de entre 600 y 800 personas, desde San Pedro Sula, en Honduras, hacia un primer punto en la frontera con Guatemala.

“Vamos hacia los Estados Unidos por una mejoría. Aquí no hay trabajo, no hay nada, por eso huimos a los Estados Unidos”, dijo Israel, un migrante hondureño que viajaba con su esposa y sus dos hijos, durante una entrevista concedida a una televisora local.

La caravana avanzaba por una carretera ubicada en el occidente del país que conecta al puesto fronterizo de Agua Caliente.

Testigos de la agencia Reuters dijeron que un segundo grupo con cerca de 500 personas salió la noche del martes con rumbo a la aduana terrestre de Corinto, también limítrofe con Guatemala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here