Rafael Lulet

En diversas administraciones han existido consignas de presidentes contra ciertos grupos o actores políticos, quienes en algún momento de la historia del país han provocado a la sociedad perjuicios o ruido a los mexicanos en diferentes aspectos, o sencillamente son venganzas políticas que ante eso, nadie se salva; tales casos hemos de recordar como por ejemplo Peña Nieto contra Elba Esther, Carlos Salinas contra Joaquín Hernández Galicia alias la “Quina”, Luis Echeverría contra Luis Manuel Pelayo, sin olvidar lo ocurrido contra el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en el periodo de Felipe Calderón, entre otros muchos casos más.

En la campaña presidencial del 2018, observamos como la Procuraduría armaba una fuerte denuncia contra Ricardo Anaya por Lavado de Dinero por el caso del empresario Manuel Barreiro Castañeda, ante tales acusaciones Anaya en el tercer debate se fue con todo contra José Antonio Meade y Andrés Manuel con Grupo Riobóo, argumentando tales invenciones para posicionar en segundo lugar al candidato de ese entonces del PRI, dejando en claro también el acercamiento de la constructora con López Obrador para obtener una adjudicación directa por la construcción de los Segundos Pisos del Periférico en la Ciudad de México cuando este era Jefe de Gobierno. Ahora con el nuevo gobierno son junto con Alfonso Romo asesores de la presidencia en cuestión de proyectos.

Mencionamos el caso de Rosario Robles, quien hizo su acto de presentación en Santa Martha Acatitla para después ser puesta en prisión preventiva por el caso de la Estafa Maestra, también era mencionado José Antonio Meade, Peña Nieto entre otros, pero solo fue detenida ella por dicha investigación, para posteriormente meter un amparo contra el Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, por ser familiar de la hoy Diputada Federal Dolores Padierna Luna, esposa de René Bejarano, encarcelado en el 2004 por el video filtrado por Carlos Ahumada, pareja sentimental en ese entonces de la misma Rosario, dicha situación involucraba de igual manera al hoy Presidente de México: Andrés Manuel López Obrador.

¿En la mira la Casa Blanca?

Donde rio suena agua lleva, es ahora cuando se escucha la posibilidad de atraer el caso del inmueble ubicado en Sierra Gorda número 150 en las Lomas de Chapultepec el cual fuera entregado a Angélica Rivera por Grupo HIGA, constructora favorita de Enrique Peña Nieto cuando era Presidente de la República, dicho escándalo trascendió a nivel internacional; se comentó en su momento que la investigación periodística fue realizada con la filtración de información por cierto personaje el cual nunca se mencionó, pero cuando estaba a punto de terminar el alboroto presidencial, Marcelo Ebrard no alcanzó entrar a la Cámara de Diputados para tener fuero constitucional y debió huir a vivir en Francia sin tocar suelo mexicano por algunos años, por temor a ser procesado penalmente.

Sube Pelayo, Sube…

Las venganzas presidenciales no se han esfumado, por mucho que niegue el presidente López Obrador la persecución política, es claro los despidos de varios periodistas opositores a él; ya desde hace tiempo muchos de ellos sirvieron a los viejos regímenes Priistas y Panistas, otros no, pero eso no importa; la consigna del Palacio Nacional ha sido muy puntual uno de ellos fue el caso de Carlos Loret de Mola, donde Televisa a cambio de acceder a la Publicidad del Gobierno debió despedir a su conductor estrella, era eso o no tener ingresos por pauta presidencial, con ello el cierre definitivo de la empresa; el sexenio apenas lleva un año, por ende deberemos esperar aún quienes más han de caer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here