• Acalorado debate por ampliación de plazo a presidente de la SCJN
  • Se quejan de albazo legislativo en las reformas al Poder Judicial
  • Es un acto corrupto, «lo digo con todas sus letras»: Damián Zepeda

Juan García Heredia

Las cosas se pusieron color de hormiga este jueves en la Cámara de Senadores, donde los panistas denunciaron un albazo legislativo para ampliar de 4 a 6 años el periodo de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), lo cual, se dice, viola la Constitución de México.

Eso, significa en los hechos un golpe de Estado al Poder Judicial del país, según legisladores del Partido Acción Nacional (PAN).

La fracción panista acusó que, en la sesión de este jueves, durante la discusión de diversas reformas al Poder Judicial, Morena y sus aliados aprobaron un artículo que de manera sorpresiva e ilegal busca que el Ejecutivo controle a ese Poder.

La discusión estalló luego de que la mayoría en el Pleno del Senado aprobó, en lo general y en lo particular, las leyes y reformas que buscan reestructurar la organización y funcionamiento del Poder Judicial de la Federación.

Dentro de eso, el Pleno aceptó la adición de un artículo Décimo Tercero transitorio del dictamen, que planteó el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, del PVEM, para establecer que con el fin de implementar la reforma constitucional al Poder Judicial de la Federación y las leyes reglamentarias: 

«La persona que, a la entrada en vigor de esta reforma, ocupe la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, durará en el cargo hasta el 30 de noviembre del 2024».

Los legisladores del PAN rechazaron este acto «ilegal y ruin que insulta a esta soberanía» y advirtieron que se inconformarán ante las instancias que correspondan.

“El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, en congruencia y por respeto a la independencia de los poderes, no debería aceptar esta reforma”, sostuvieron los panistas.

Asimismo, los senadores Juan Zepeda y Dante Delgado (MC), así como Xóchitl Gálvez (PAN), entre otros, reaccionaron duramente contra la nueva legislación que fue turnada a la Cámara de Diputados para su revisión y en su caso ratificación.

“La Constitución en su artículo 97 dice que el presidente de la Corte dura cuatro años en su encargo y no puede ser reelecto. Y aquí, en un evidente acuerdo con esa persona, aquí le están queriendo dar seis años para que se quede en el cargo, ¿cómo la ven? Díganme si no es un golpe de Estado. Él tomó protesta el 2 de enero del 2019 y se lo están ampliando hasta el 30 de noviembre del 24. Dos años fuera de ley con esta reforma, aquí, violentando la Constitución. Es un golpe de Estado”, afirmó el senador panista Damián Zepeda Vidales.

Con esta reforma, dijo, se busca al mismo tiempo dominar al Consejo de la Judicatura extendiendo el plazo de los consejeros de 5 a 7 años.

“Están queriendo dominar al Poder Judicial para lo que resta de la administración del presidente López Obrador. Es verdaderamente un abuso, una ilegalidad. Es un acto corrupto, lo digo con todas sus letras, porque están dominando a un Poder fuera de la ley”, insistió.