La mariposa monarca empezó a llegar a sus sitios históricos de hibernación en México, los santuarios El Rosario y Chincua, en el occidental estado de Michoacán, y el Cerro Pelón, en el Estado de México, como parte de su habitual recorrido de migración para evitar el frío invernal de Canadá y Estados Unidos.

Son las primeras mariposas monarca en llegar y están explorando los mejores sitios para establecer sus colonias para este invierno. El mayor contingente de (mariposas) monarca se espera empiece a llegar en las siguientes semanas si las condiciones climáticas lo permiten”, informó este sábado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en un boletín.

De acuerdo con la dependencia, miles de mariposas han sido observadas por los cielos del norte y centro de México durante los meses de octubre y noviembre.

La temporada 2022-2023 comenzó en agosto pasado, cuando las mariposas iniciaron su recorrido de más de cuatro mil 500 kilómetros desde el sur de Canadá, cruzando Estados Unidos y el norte de México para llegar a sus refugios de invierno en las montañas del centro de México.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés), en las últimas dos décadas la población de las mariposas migratorias del este de Norteamérica ha disminuido en más del 80 por ciento, producto de factores como el cambio en el uso del suelo que degrada los ecosistemas terrestres en Norteamérica, el uso de herbicidas en los sitios de reproducción de Estados Unidos y la degradación de los bosques de hibernación en México.