Un imparable Mahamoud Barry guió este martes a la selección de Mali en una contundente victoria frente a México en el Mundial Sub 17 que, con tres goles anotados en los primeros quince minutos de encuentro, aseguró un cupo en los cuartos de final.

Mali empezó mejor y mostró un equipo sincronizado, coordinado y ofensivo. Un incansable Barry no dio tregua a la portería mexicana y estuvo cerca de anotar el primer tanto nada más empezar la cita.

El primer gol no tardó y vino en el minuto 9, en una jugada que inició con el cruce de Diarra, tuvo la asistencia de Martial Tia y culminó con el remate perfecto de Barry.

Tan solo cuatro minutos después, Barry aseguró su segundo tanto al recibir una asistencia de Ibrahim Kanate y, enseguida, Diarra aumentó la ventaja tras un fallo del portero mexicano, que solo pudo ver como el balón se le escapaba de las manos.

Un desempeño muy superior y la amplia ventaja en el marcador dio la confianza necesaria al conjunto africano para que administrara el partido con tranquilidad, aunque sin bajar el ritmo.