• Nada tiene que festejar Alfredo Ramírez, bueno, sí, su fracaso
  • Michoacán hundido en inseguridad y desempleo: PRD
  • Se la rifó el Poncho

José Cruz Delgado

Mucho se habla de que el gobernador morenista Alfredo Ramírez Bedolla y su partido van a festejar un año de su triunfo, un triunfo cuestionado presuntamente por la intervención de grupos fácticos y, aunque siempre lo ha negado, existen evidencias de que fue apoyado por la delincuencia organizada.

Por ello es vergonzoso que alguien que obtuvo un triunfo cuestionado, señalado por el propio Tribunal Electoral federal de que hubo injerencia y presencia de grupos de los poderes fácticos, Ramírez Bedolla esté pensando en celebraciones.

¿Qué tienen que festejar teniendo un gobierno que no está legitimado en las urnas?, cuestionó Octavio Ocampo Córdoba, presidente del PRD en Michoacán.

En lugar de gastar en festejos de triunfos presuntamente ilegítimos, que mejor ese dinero lo destine en los programas que tampoco existen en la entidad, y que los pocos que hay son copias del gobierno anterior sólo les cambiaron el nombre, pero programas nuevos no existen confió a este medio informativo.

Mire usted, en el estado no hay empleos porque no hay inversiones y por lo tanto fuentes de trabajo y la economía está estancada y si se le suma la mala política nacional en materia económica da como resultado una inflación de las más altas que se haya tenido en la historia de México, la situación es mucho muy crítica.

Tiene razón el PRD, los gobiernos federal y estatal de Morena están ocupándose de temas partidistas en lugar de resolver los problemas de la ciudadanía.

Ahora bien, Ramírez Bedolla es calificado como uno de los peores gobernadores del país, y seguramente eso va a festejar, además de festejar que la tierra purépecha es una de las más violentas y graves problemas sociales.

¿Tiene usted algo que festejar señor gobernador?

Ha pasado casi un año y seguramente sigue doliendo a los partidos PAN-PRI-PRD la derrota, una derrota que no hubiera sido tal de no haber intervenido esos grupos fácticos, quizá otra sería la historia en el estado y estuviéramos pasando por momentos mejores.

 SE LA RIFÓ EL PONCHO… Cuando se tiene voluntad de hacer las cosas se hacen, sin tanto alboroto ni repartiendo culpas, lo digo porque a una semana que abriera un socavón sobre el puente que atraviesa la Avenida Siervo de la Nación justo en el Dren Barajas, pues el ayuntamiento intensificó su reparación y en tiempo récord se abrió la circulación vehicular. Y es que en sí no se reparó, sino que tras el colapso se decidió derribarlo y construirlo de nuevo.