• Piso parejo para todos exige edil
  • En Michoacán y sus municipios no puede ni deben tener colores
  • Nuevo pacto fiscal pero no a costa de los que menos tienen los maravatienses no son clientela política de nadie

José Cruz Delgado

Hay disposición de seguir promoviendo la coordinación en las políticas de desarrollo social, con los otros dos órdenes de gobierno, estatal y federal, bajo una orientación federalista, con criterios transparentes, legítimos y equitativos, pero se pugnará por erradicar definitivamente el uso político de los programas sociales.

La gente, nuestra gente, no es moneda de cambio, ni clientela política de nadie, porque no es legal, ni moral, lucrar con la pobreza y la necesidad económica de nuestro pueblo, afirmó el alcalde José Jaime al rendirle cuentas a su pueblo.

Desde la tierra de Don Melchor Ocampo, a nombre de los municipios donde gobierna el PRD, exigió el edil que se tome en consideración la opinión política de los ciudadanos de los municipios y distritos, al momento de proponer consultas populares, iniciativas legislativas y políticas públicas federales, sobre los temas que afectan la vida política, social y económica nacional, en materia de economía social, energética, electoral, de seguridad pública y de coordinación fiscal, como las que hoy se proponen desde palacio nacional, para definir casi unilateralmente, los precios de los servicios básicos al gas y la gasolina, el futuro de la energía eléctrica, del INE, la militarización de la guardia nacional o la nueva reforma tributaria que ya se viene gestando para obligar a toda la base trabajadora al pago de altos impuestos como producto de su trabajo.  

Nuestro país, con la participación directa de los municipios, debe seguir explorando otras vías para aumentar los ingresos, ampliar la base tributaria, acabar con los paraísos fiscales, gravar el capital especulativo, revisar las facultades y capacidades recaudatorias de entidades federativas y municipios, pero sin mermar la precaria situación económica de nuestra clase trabajadora, señala.

Tajante dijo que nuestro país, con la participación directa de los municipios, debe seguir explorando otras vías para aumentar los ingresos, ampliar la base tributaria, acabar con los paraísos fiscales, gravar el capital especulativo, revisar las facultades y capacidades recaudatorias de entidades federativas y municipios, pero sin mermar la precaria situación económica de nuestra clase trabajadora.

VIENEN TIEMPOS DIFÍCILES PARA MICHOACÁN… Asegura que, en Michoacán, también vienen tiempos de grandes retos y de grandes definiciones. Michoacán enfrenta una etapa de serias dificultades, que son superables, siempre que seamos capaces de entender y atender el origen del problema, y sobre todo de articular los esfuerzos institucionales y sociales necesarios, para encontrar las soluciones con la participación de todos: gobiernos federal, estatal y municipales, organizaciones sociales, civiles y religiosas, empresarios, académicos, medios de comunicación, partidos políticos.

Se dijo convencido de que hoy más que nunca los michoacanos debemos estar unidos para hacer frente a la situación que vivimos. Debemos aprovechar la vocación solidaria, el valor y la entereza de nuestro pueblo, que ha resistido coyunturas difíciles y siempre ha salido avante.

Esta situación deviene de causas estructurales y factores sociales, históricos, económicos, políticos y culturales que invariablemente deben ser tomados en cuenta.  Por eso, es indispensable que quienes tenemos una responsabilidad pública con Michoacán y con la gente de nuestros municipios, realicemos las acciones de política pública que aseguren un desarrollo más integral para todos, no sólo para los municipios allegados al régimen.

Hoy, afirma, las fuerzas políticas de Michoacán deben convertirse en un factor de fortalecimiento y equilibrio institucional, esto permitirá un pleno ejercicio de la autoridad y la estabilidad política. Con ello lograremos que la población tenga certidumbre sobre la dirección y rumbo que lleva el Estado.

ANÁLISIS ECONÓMICO… En el ámbito económico, subrayó que la administración encontró a una población con mayores necesidades de empleo y de ingresos, por las condiciones de desempleo, desocupación y una inflación de más del 25% en los productos de la canasta básica, que durante el último año ha mermado seriamente la capacidad de compra de las familias de clase media y baja, a pesar de los esfuerzos que han realizados los gobiernos estatal y federal,  y de los programas de creación de  empleos temporales y permanentes, con mejores ingresos, que se han venido implementando, al menos en el municipio de Maravatío.

Por ello, para revertir los efectos de la contracción que ha sufrido la economía en todo el país y en el estado, se impulsó desde el municipio un importante programa de reactivación económica, que permitió a los micro, pequeños y medianos empresarios locales, posicionar y comercializar sus productos a través de eventos de talla nacional, como Agro Expoberries, que además de la capacitación para productores del sector primario del municipio y otras entidades federativas, dejó para el municipio una importante derrama económica de más de 40 millones de pesos.