Eduardo “bebé Orihuela”, un diputado producto de la imposición, gris y sin liderazgo

El cinismo del ex porro y ahora “alcaldecillo” de Morelia

Castillo Cervantes ¿vuelve por sus fueros?


José Cruz Delgado

El Clan de los Orihuela se niega a morir, políticamente hablando, a sabiendas que son repudiados no solo por los priistas sino por una gran cantidad de personas de una importante región de Michoacán.

Chon Orihuela les va a todas, no le importa nada con tal de lograr sus propósitos, de satisfacer sus ambiciones de poder, poder que ostentó durante muchísimos años, vivió del Partido Revolucionario Institucional gestando muchas traiciones a su interior que finalmente le causó mucho daño al tricolor.

Aprovechando su influencia siendo senador, impuso a Xóchitl Ruiz como dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, que por cierto, su fatal periodo como tal terminó el año pasado pero se niega a dejar la organización filial al PRI.

Chon impuso como diputado plurinominal a su hijo Eduardo Orihuela quien ha desempeñado un gris papel como legislador y como líder de la bancada priista, que por cierto solo son cuatro.

La ambición del Clan de los Orihuela no tiene límites y busca que el “bebé Orihuela” sea candidato al gobierno de Michoacán, algo que le resultará imposible porque la democratización del tricolor ya le favorecerá, ya no habrá imposiciones a las que están acostumbrados y los propios priistas les darán la espalda porque conocen su trayectoria de traiciones y están hartos de los Chones.

El fin del Clan de los Orihuela está próximo. Al tiempo

Ya sabe  que los dinosaurios solos se juntan, y resulta que el perdedor y oportunista Chon Orihuela le va a todas y reapareció en un evento “chirris” en donde estuvo José Narro Robles, quien aspira a la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Chon Orihuela le va a todas a ver en cual pega, o sea “si no es burra es burro”, pese a que su carrera política ya concluyó, quiere ahora imponer, como antes a sus descendientes en puestos de elección popular, quizá no se da cuenta que el tiempo de las “vaca sagrada” ya terminó.

Chon es un político que exprimió y vivió del PRI más que fortalecerlo, se sirvió de él con la cuchara grande y su último acto fue cuando junto con un grupito de traidores impuso a su hijo Eduardo como diputado plurinominal, quien ahora se siente imprescindible y merecer todo y seguramente buscará algo más, pero no tiene tablas ni liderazgo, sobre todo, porque una región de Michoacán están hartos de los Orihuela y son repudiados, por ello es que no ganan una.

Bueno, ni siquiera lo quisieron como presidente en la llamada Confederación Nacional de Productores Rurales, su liderazgo está en duda, pues es algo que no se le da y no va con su personalidad.

En junio de 2017, campesinos se manifestaron en  la Comisión Nacional de Productores Rurales, mediante pendones acusaban a Eduardo Orihuela y al entonces senador Chon Orihuela Bárcenas de vivir de los agricultores.

Una lona que permaneció por fuera del recinto que alberga la Comisión Nacional de Productores Rurales “Lalito Orihuela, dile a tu madrina Maria Esther Terán y a tu pinche padre Chon Orihuela, que aquí no los queremos; pinches ratas, vividores de los agricultores”.

Ahora que vino Narro se le colgó, y externó más que lisonjas para el ex académico de la UNAM, pero conociendo a Chon Orihuela, pues hará lo mismo cuando vengan otros aspirantes, pues la traición es su especialidad.

Ojalá, tanto José Narro y Chon se den cuenta que su tiempo ya pasó, que aterricen, que son nuevos tiempos, pero sobre todo que dejen libre el camino a gente fresca, con bríos y con liderazgo, que por cierto, Michoacán tiene muchos, pero que desgraciadamente estas “pandillas políticas” les han cerrado el paso, pero eso está cambiando, cambio que no aceptan los que dañaron al tricolor como Chon, porque José Narro le salió lo priista cuando estuvo en el gabinete del sexenio anterior, y ahora no es más que un oportunista aspirante a político que nada puede aportar al Revolucionario Institucional.

EL CINISMO DE RAÚL MORÓN OROZCO….Vaya cinismo del presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, el morenista salió peor que su antecesor Poncho Martínez, en seguridad está reprobado, pese a la ola de violencia que cada día aumenta en la capital michoacana, cínicamente le pide a los morelianos que estén tranquilos ya que los descuartizados encontrados el martes no son gente “común ni corriente”, sin embargo por el tipo de ataque y las cartulinas intuye que nada tiene que ver con el común de la sociedad.

¡Pá su mecha! A lo mejor el ex porro de la CNTE y ahora “alcaldecillo” quiere que haya una masacre de gente común para que reaccione, parece que vive en otra ciudad, en otro estado que no se da cuenta de la magnitud del problema.


¿CASTILLO DE REGRESO A MICHOACÁN?…Se dice que el ex comisionado para la seguridad y el desarrollo de Michoacán, el nefasto Alfredo Castillo Cervantes, quien mucho daño le hizo al estado, está de regreso y ha sostenido reuniones con la diputada de MORENA Cristina Portillo Ayala y el legislador Eduardo Orihuela, y la verdad nada bueno se espera de estos encuentros.

El compañero Armando Saavedra, señala en su columna Bajo la Lupa, que: Del “bebé” ORIHUELA no me sorprende que se reúna con un tipo con la antecedencia de ALFREDO CASTILLO, pues cojean casi de la misma pata, pero de la que si me sorprende algo, solo algo, es de la diputada ahora del partido Movimiento de Regeneración Nacional CRISTINA PORTILLO, pues se supone que CASTILLO significa el mal y el episodio más negro de la vida de Michoacán y PORTILLO AYALA ya está perdonada de su perredismo y es pura de MORENA. ¿Qué estarían negociando? O…

¿Tendrá que ver con el conflicto al interior de la secretaría de seguridad pública la presencia en Michoacán de ALFREDO CASTILLO CERVANTES?

Efectivamente, los legisladores locales del tricolor deben da una explicación sobre las reuniones con Alfredo Castillo Cervantes, un negro personaje que vino a terminar con la poca seguridad que había en el tiempo de Fausto Vallejo Figueroa, le hizo mucho daño a Michoacán y a los Michoacanos, quienes aún recuerdan las malas acciones del ex comisionado y se le guarda un fuerte rencor.

¿Cómo reaccionará Jasús Reyna García?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here