Ken Salazar juró, ante la vicepresidenta Kamala Harris, como nuevo embajador de Estados Unidos en México.

La ceremonia, que tuvo una duración de unos minutos, se llevó a cabo en la oficina ceremonial de la vicepresidencia en la Oficina Ejecutiva Eisenhower en Washington, al oeste de la Casa Blanca.

Al inicio de la ceremonia, Harris le preguntó a Salazar si estaba listo para proceder, inmediatamente, a pedirle que pusiera la mano sobre una Biblia.

“Yo, Ken Salazar, juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos contra todos los enemigos internos y externos, que tendré verdadera fe y lealtad a lo mismo, que asumo libremente esta obligación, sin ninguna duda ni propósito de evasión, que cumpliré bien y fielmente los deberes del cargo que estoy por asumir, así que, que Dios me ayude“, dijo el nuevo embajador.

Salazar fue secretario del Interior de Estados Unidos entre 2009 y 2013, durante la Administración Obama, y previamente senador por el estado de Colorado entre 2005 y 2009.