Las autoridades mexicanas dispersaron la tercera y última caravana migrante que partió en días recientes del municipio de Tapachula, fronterizo con Guatemala.

Esta tercera caravana salió este miércoles de Huixtla rumbo al norte del país por la costa de Chiapas, pese a la presencia de operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional.

Por la mañana empezaron la ruta rumbo a Mapastepec, lugar donde arribaron las dos últimas caravanas antes de ser disueltas por las fuerzas de seguridad.

Los extranjeros, quienes viajaban ya cansados, tenían lesiones en la planta de los pies y en los dedos, sin que ello impidiera su avance.

Pero el operativo federal inició a unos 3 kilómetros de Escuintla, un municipio antes de Mapastepec, sobre el tramo carretero.