Institutos de Salud del Gobierno federal y de los estados desviaron en cinco años (2014-2019) 4 mil 179 millones de pesos a través de empresas fantasma que simularon la prestación de bienes y servicios, informaron investigadores de la organización ciudadana Impunidad Cero.

En conferencia, los investigadores indicaron que estas empresas emitieron 22 mil 933 facturas a 90 instituciones de salud con las que en su momento se justificó la adquisición de bienes y servicios.

Sin embargo, esas empresas, explicó Luis Manuel Pérez de Acha, en su momento fueron boletinadas por el SAT como empresas fantasma, es decir, que carecían de los recursos humanos y materiales necesarios para haber prestado los servicios contratados.

El Instituto de Salud del Estado de México, detalló Denise Tron Zuccher, fue la institución que más dinero pagó a empresas fantasma al sumar mil 804.8 millones de pesos.

En segundo lugar está el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con 320.9 millones de pesos; le sigue el Instituto de Salud de Chiapas, con 282.8 millones de pesos; después, los Servicios de Salud de Oaxaca, con 268.8 millones de pesos; así como Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), con 213.8 millones de pesos.