• Familia delincuencial acostumbrada a robar 

Francisco Rodríguez 

Nada nuevo hay bajo el sol… 

… desde hace más de cinco años lo denuncié en este espacio. 

Que, no sólo en Pemex, que los Lozoya también robaban en Sagarpa. 

El 5 de julio de 2016 usted leía aquí que Emilio Lozoya Austin… 

… había extendido sus infames prácticas corruptas a los miembros de su familia. 

(Familia, por cierto, ahora desmembrada… 

… la hermana, prófuga; la madre, sujeta a proceso penal… 

… la esposa, escondida en Alemania… 

… ¡y él, cenando con la novia actual en el Hunan!) 

Su hermano, ¡ah, su hermano! Juan Jesús Lozoya Austin, con la complicidad de José Antonio Rojo García de Alba –descendiente directo del cacicazgo hidalguense, ex presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados– urdieron el plan para apropiarse de la industria mezcalera mexicana, a base de chantajes y sobornos.  

Sucede que este otro Lozoya “bajaba” recursos de la Sagarpa, destinados al desarrollo de las industrias agropecuarias para su propio peculio. Integrantes del Sistema Agave-Mezcal, encabezados por su dirigente nacional, Alfredo Conde de la Cruz, acusaron judicialmente a Juan Jesús Lozoya Austin de enriquecimiento con recursos públicos. 

Sustrajo medio centenar de millones de pesos –en uno de los actos comprobados, pero hay más– del presupuesto de Sagarpa para poner una cadena de mezcalerías en Ciudad de México y en el extranjero. 

¡Sólo para gente bien, veees! 

50 millones, ¡más otros 20! 

“La Comercializadora de Productos del Campo (membrete del negocio familiar) se ha convertido en un negocio personal de quienes cobran por todos los servicios que ofrece, entre ellos por la incorporación de los Estados a la denominación de origen de mezcal, a cambio de una aportación de dos millones de pesos”, denunciaron por aquellos días los agraviados. 

Y tras la denuncia, poco después, la “honorable” Sagarpa encabezada por “honorable” queretano José Eduardo Calzada Rovirosa, le aprobó otro proyecto –impugnado por los expertos de la misma Secretaría de Agricultura– por ¡otros 20 millones de pesos! 

Todos robaban en el peñato, los Lozoya más. 

Las mismas mañas que el hermano Emilio utilizaba en Pemex para ofrecer su real audiencia a quienes querían aportar programas, ideas o proyectos a la paraestatal.  

Todo, a ciencia y paciencia del peñato.  

El tufo del zorrillo hecho realidad, en perjuicio de esforzados y hambrientos productores del campo mexicano.‎ 

¿Y así querían los de Atracomulco perpetuarse en el poder?  

Pedían a gritos la cárcel y el desprecio del pueblo.  

Sólo formaban una dinastía de mentecatos, ignorantes y corruptos. 

¿O usted los defendería como lo sigue haciendo AMLO? 

https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @IndicePolitico / @pacorodriguez 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here