El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se mantiene en una situación delicada, por lo que además del rescate financiero se pondrán en marcha diversas estrategias para comenzar a hablar de la salud de las personas en lugar de la salud financiera, aseveró su director Zoé Robledo Aburto.

En el marco de la 110 Asamblea General Ordinaria del IMSS, precisó que se trabaja para ampliar la plantilla de trabajadores, en un nuevo plan de infraestructura, la colaboración con diferentes secretarías y en erradicar la evasión de  contribuciones.

Acompañado en el presidium por el presidente Andrés Manuel López Obrador, Robledo aseveró que “cambiar la tendencia financiera no es suficiente, hay que cambiar el rumbo, hay que dejar de hablar solo de la salud financiera y comenzar a hablar de la salud de las personas”.

Señaló que gracias al incremento del salario mínimo en el país, el salario base de cotización del IMSS creció en seis por ciento, 375.5 pesos diarios, el “más alto del que se tiene en el registro”, lo que ha representado para la institución un incremento de 21 mil 785 millones de pesos adicionales respecto al año anterior.

Dentro de las acciones en marcha resaltó el cambio de delegaciones a oficinas de representación, las cuales, a través de una convocatoria dirigida a personal de salud, estarán lideradas por 35 hombres y mujeres.

Fuente: Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here