Los niveles elevados de una enzima llamada PHGDH en la sangre de los adultos mayores podrían ser una señal de alerta temprana de la enfermedad de alzhéimer, según un estudio liderado por la Universidad de California en San Diego (EE.UU.) que aporta nuevas pruebas sobre este “prometedor” marcador.

Al analizar tejido cerebral, los investigadores observaron una tendencia coherente con sus hallazgos anteriores: los niveles de expresión del gen responsable de que se produzca PHGDH son sistemáticamente más altos en los adultos con diferentes etapas de alzhéimer, incluso en las primeras fases antes de que se manifiesten los síntomas cognitivos.

Los investigadores están dirigidos por Sheng Zhong y Xu Chen y la investigación se publica en Cell Metabolism.

El nuevo estudio se basa en un trabajo anterior de Zhong y su equipo que identificó por primera vez la PHGDH como un posible biomarcador sanguíneo de alzhéimer, informa un comunicado de la Universidad de California.

Los investigadores habían analizado muestras de sangre de adultos mayores y descubrieron un aumento pronunciado de la expresión del gen PHGDH en pacientes con alzhéimer, así como en individuos sanos, aproximadamente dos años antes de que se les diagnosticara la enfermedad.