Al menos 2.6 millones de parejas en México padecen problemas de infertilidad, los cuales además dejaron de tratarse durante la pandemia por COVID-19, lo que incrementará el uso de técnicas de reproducción asistida en los próximos meses, consideraron expertos en el tema.

“Muchas parejas detuvieron el tratamiento por la pandemia y porque les dio COVID-19, lo que además sabemos que deja secuelas en las células reproductivas y, por ello, estimamos que el número de personas que requerirán asistencia de reproducción aumentará en próximos meses”, dijo en conferencia la especialistas en ginecología y obstetricia Lourdes Flores.

La experta explicó que la infertilidad ocurre cuando una pareja que ha tenido vida sexual con intención de reproducirse y donde la mujer tiene 35 años o más no se ha podido embarazar.

Es en ese momento en que muchas parejas deben buscar ayuda para poder procrear con técnicas de reproducción asistida.

“Existen una gran variedad de métodos que pueden ayudar a solucionar problemas de infertilidad. Gracias a los avances tecnológicos que elevan las tasas de éxito”, precisó.