La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó para Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) una condena de 39 años de cárcel por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho, lo anterior por el Caso Odebrecht.

La acusación ya fue presentada por la Fiscalía ante José Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Norte, quien en los próximos días notificará a la defensa del exdirector de Pemex.

En el escrito, los fiscales argumentan que Lozoya Austin no ha logrado conseguir un criterio de oportunidad, además de que tenía un nivel jerárquico dentro de Pemex, el cual aprovechó para recibir los supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y que sirvió para entregar a diputados federales con la finalidad de que aprobaran la Reforma Energética en el sexenio anterior.

Además, la FGR también solicitó al juez una pena de 25 años de cárcel contra Gilda Margarita Austin de Solís, madre de Lozoya, por los presuntos delitos de asociación delictuosa y cohecho.

Lozoya Austin fue arrestado en 2020 en España y extraditado a México como testigo protegido de la Fiscalía a cambio de inculpar a otros políticos, pero el pasado 3 de noviembre ingresó en prisión preventiva a petición del Ministerio Público tras haber sido captado cenando en un restaurante de lujo.