Por miedo, luego de ser amagadas tras el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, familias de militares abandonaron sus viviendas en el complejo habitacional de la Colonia 21 de Marzo.

Fuentes militares aseguraron que las familias fueron evacuadas y enviadas a la sede de la Novena Zona Militar para su tranquilidad.

Se trata de al menos 60 de 140 familias de soldados que viven en la Unidad Habitacional Militar, ubicada por la carretera a Mazatlán, la cual alberga también oficinas y una sucursal de Banjército.

Vecinos de la zona aseguran que algunas familias se fueron con parientes y conocidos en la ciudad.

El jueves, el complejo de 16 edificios de departamentos fue atacado por un comando de presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here