Las emisiones globales de CO2 generadas por los seres humanos registraron un incremento anual del 0.9 por ciento en 2019, con un alza de los gases contaminantes en China (+3.6 por ciento) e India (+1.6 por ciento) que no compensaron los descensos de la Unión Europea (-3.8 por ciento), Estados Unidos (-2.6 por ciento), Japón (-2.1 por ciento) y Rusia (-0.8 por ciento).

Es la principal conclusión de un informe publicado este miércoles por el Centro Común de Investigación de la Unión Europea (JRC, por sus siglas en inglés), que subraya que el avance de 2019 es “ligeramente menor” que el alza media del 1.6 por ciento anual registrada entre 2016 y 2018.

La generación de electricidad es la única categoría que a nivel mundial vio reducir sus emisiones en 2019 (-1 por ciento), mientras que aumentaron en otros tipos de combustión industrial (2 por ciento), edificios (2 por ciento), transporte (1 por ciento) -con incrementos del 4 por ciento en el transporte aéreo internacional y del 2 por ciento en el marítimo- y otros sectores (4 por ciento).

El estudio, que se nutre principalmente de estadísticas proporcionadas por los propios países, se centra en las emisiones antropogénicas de CO2 y señala que los gases de efecto invernadero registraron un aumento global en 2019 tras un período de estancamiento en 2014 y 2015 y un aumento moderado entre 2016 y 2018.

En el reparto global, China representa el 30.3 por ciento de las emisiones globales e India el 6.8 por ciento, mientras que Estados Unidos es responsable del 13.4 por ciento del total, la UE del 8.7 por ciento, Japón del 3 por ciento y Rusia del 4.7 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here