Víctor Hugo Islas Suárez

El próximo 8 de abril se podrá visualizar en algunos estados de la República Mexicana un eclipse total de sol, el 11 de julio de 1991 fue la vez más reciente que pudimos ver este espectáculo, en lo personal me tocó vivirlo siendo un niño y fue una experiencia maravillosa, estuve en la calle viendo como cambiaba todo de un cielo despejado, a una oscuridad que daba cierto miedo.

Años después, tuve la dicha de leer un cuento de Isaac Asimov, que me llevó a un mundo distópico y sumamente interesante, imaginen por un momento un mundo en él se vive con luz total, en donde cientos de generaciones han vivido sin la necesidad de velas, lámparas o aditamento alguno para crear luz, la oscuridad es un tema desconocido, ¿qué pasaría la primera vez que todo un planeta experimentara la oscuridad?

El cuento “anochecer” de Isaac Asimov es una obra clásica de ciencia ficción que aborda temas como la psicología, la civilización y lo desconocido. Originalmente publicada como un cuento corto en 1941, y quiero animarlos a leerlo contando un poco sobre la trama.

“Anochecer” está ambientada en el planeta ficticio Lagash, que órbita alrededor de un sistema de seis soles (sí, 6 soles). El planeta experimenta luz solar perpetua debido a la presencia simultánea de múltiples soles en el cielo, sin embargo, una vez cada 2,049 años, ocurre una rara alineación celestial que sumerge a Lagash en la oscuridad total, un fenómeno conocido como «anochecer» durante este eclipse, las estrellas se vuelven visibles y los habitantes de Lagash se enfrentan a lo desconocido.

La historia sigue a un grupo de científicos, incluyendo a Sheerin, un arqueólogo, y Aton, un psicólogo. Descubren textos antiguos que predicen el inminente anochecer y su posible impacto en la civilización del planeta. A medida que se acerca el eclipse, surgen cultos religiosos y el miedo se apodera de la población. Los científicos luchan por comprender los efectos psicológicos de la oscuridad en una sociedad que nunca la ha experimentado.

El tema central de “Anochecer” gira en torno al miedo, los habitantes de Lagash nunca han visto la oscuridad y la perspectiva de ella los aterroriza, a medida que se acerca el eclipse, se desata el pánico, lo que lleva a comportamientos irracionales y violencia, Asimov retrata magistralmente cómo el miedo puede llevar a individuos y sociedades al borde del colapso.

El cuento explora la fragilidad de la civilización, Lagash es una sociedad avanzada con conocimientos científicos, pero se desmorona cuando se enfrenta a lo desconocido, la regresión de la razón a la superstición resalta la vulnerabilidad de la humanidad y su dependencia de la estabilidad, Sheerin y Aton representan la búsqueda del conocimiento, los descubrimientos arqueológicos de Sheerin revelan la naturaleza cíclica del anochecer, mientras que las ideas psicológicas de Aton arrojan luz sobre la histeria colectiva, el cuento enfatiza que el conocimiento puede iluminar y aterrorizar al mismo tiempo.

El concepto de ciclos cósmicos, como el eclipse de 2,049 años, sugiere que la historia se repite, Asimov plantea preguntas sobre la naturaleza cíclica de las civilizaciones, su ascenso y eventual declive.

“Anochecer” es una exploración provocadora de la psicología humana, el colapso social y los misterios del universo. La habilidad de Asimov para combinar ciencia y ficción crea una narrativa atemporal que sigue resonando en los lectores. Ya sea enfrentando la oscuridad del espacio o la oscuridad dentro de nosotros mismos, “Anochecer” nos recuerda que el conocimiento y la comprensión son esenciales para sobrevivir en un mundo en constante cambio.