La Justicia argentina detuvo a una mujer por el ataque a la vicepresidenta, Cristina Fernández, y en total ya son tres los arrestados por el atentado contra ella ocurrido el 1 de septiembre pasado, confirmaron a Efe fuentes judiciales.

Por el ataque ya estaban detenidos Fernando Sabag Montiel, un brasileño de 35 años, y su novia, Brenda Uliarte, una argentina de 23 años.

Ambos sospechosos están imputados por “haber intentado dar muerte” a la exmandataria de Argentina (2007-2015) “con la planificación y acuerdo previo entre ambos”.

Cristina Fernández sufrió un ataque fallido el 1 de septiembre, cuando un hombre gatilló dos veces un arma, a centímetros de su cara, mientras la vicepresidenta saludaba a sus seguidores apostados en una vigilia a las puertas de su casa, en el barrio capitalino de Recoleta.

Según la Justicia, Sabag Montiel, “aprovechando el estado de indefensión generado por la multitud”, apuntó al rostro de Fernández “con una pistola semiautomática de acción simple, calibre 32 auto, marca Bersa, modelo Lusber”, que accionó “al menos una ocasión sin que se produzca el disparo”, pese a contar con “cinco cartuchos de bala del mismo calibre y resultar aptas”.