Aleinad Mina 

Tras las vicisitudes de la pandemia Zona Maco llevó a cabo la Semana del Arte del 27 de abril al 2 de mayo, en diversos sitios de la Ciudad de México. La feria de arte se encargó de crear diversos circuitos de colaboración entre galerías, para encontrar nuevas maneras de acontecimientos culturales. 

En la rueda de prensa Juan Canela, director artístico de la 18 edición, expresó que este año Zona Maco se propuso “ayudar a la reactivación del contexto artístico del mercado del arte y fomentar la cultura.” Como cada año Zona Maco tiene una oferta artística que promueve el coleccionismo del arte, el diseño, la fotografía y los anticuarios, además vincula al público a nuevas propuestas que emergen en el arte contemporáneo.  

En esta ocasión más de 70 galerías de la Ciudad de México fueron sede del ecosistema artístico, pues “La feria está enfocada en la cercanía. Está dirigida a diseñadores y galerías mexicanas […] de manera que se puso valor en lo local para transmitir un mensaje de comunidad y colaboración con galerías foráneas, y generar un avance hacia el futuro” apuntó Juan Canela.  

La plataforma Zona Maco promovió distintas exposiciones y proyectos artísticos localizados en cinco circuitos: Condesa, Juárez, Roma, Polanco y San Miguel Chapultepec. En las galerías podías encontrar un contraste entre fotografía y diseño, o bien, algunas obras de artistas consolidados en conjunto con instalaciones y muebles de diseño. Cada propuesta recreó su espacio, así se configuró el ecosistema artístico de la primavera del 2021. Además, como parte del programa se presentó Zona Maco Patio que revitalizó el espacio público haciendo de la ciudad un lugar de encuentro entre la cotidianidad y el arte, mediante intervenciones artísticas y performance que sucedieron principalmente en algunas estaciones de la línea 7 del Metrobús y en Casa Ortega.  

Zona Maco arribó a las galerías más famosas de la capital como Proyectos Monclova, Pablo Goebel Fine Arts, LS Galería, en estos recintos se encuentran obras de artistas maestros y propuestas de artistas jóvenes que surgen y crean tendencia en el mundo del arte. La obra de Leonora Carrington, Arnaldo Coen, Francisco Toledo, Pedro Friedeberg, Helen Escobedo, fueron parte de la oferta de estos espacios. 

Sin duda como cada año la plataforma de Zona Maco además de una diversidad de horizontes creativos también apoya al mercantilismo del arte. No es sorpresa que cualquier objeto banal, repetitivo, carente de sentido pero justificado con una red argumental sea el atractivo de galerías que fomentan el mercado y la decadencia artística, por ejemplo, en la galería Aguirre con su propuesta Phantom of Liberty de Riccardo Paratore y Quijote (El ideal en lo Material) de Adriana Lara: se trata de una serie de fotografías que semejan las aventuras quijotescas acompañadas frases rebuscadas, escritas a lápiz, como: “Lo ideal dicen que no es tan real porque pertenece al pensamiento”. En ambos ejemplos no hay ninguna propuesta o experiencia que sea artística, sino que se trata de tópicos y objetos comunes en la historia del arte que en el presente sólo sirven de artefactos mercantiles. 

Por último, una de las galerías con mayor demanda por la propuesta colectiva que presentó fue La Caja Negra participa con un Pop Up, proyecto que pone en relación obras de gran formato en papel de Anish Kapoor, Richard Serra y Jan Hendrix con esculturas de Mathias Goeritz, José Pedro Croft, y Proyecto Paralelo con La exposición colectiva TIME IN/ TIME OUT que nos evoca a reflexionar sobre cómo habitamos el tiempo con obras de Ignasi Aballi, Cynthia Gutiérrez, Marco Treviño, entre muchos otros artistas.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here