La enfermedad causada por el SARS-CoV-2 ha dejado estragos de salud en quienes la padecen, entre ellos cuadros de glucosa alta y daños al páncreas, indicó un experto desde México.

“En los pacientes que llegaron a los hospitales a atenderse por estar contagiados de COVID-19, encontraron que muchos de ellos llegaron con niveles de glucosa alta, sin tener diabetes”, advirtió en conferencia de prensa Josafat Camacho, presidente médico de la Federación Mexicana de Diabetes.

El especialista explicó que la presencia de esta enfermedad, podría atribuirse a una destrucción del páncreas por el coronavirus o al tratamiento farmacológico con cortisona que se utiliza para reducir la inflamación en pacientes contagiados.

“Aunque también sabemos que la mitad de los diabéticos no saben que lo son y quizá se les detecta al momento de ser ingresados por COVID-19”, argumentó.

Afirmó que actualmente se cuenta con los elementos suficientes para determinar que el SARS-CoV-2 afecta al páncreas y lo destruye.