Sabemos que el espacio político

es el de la mentira por excelencia.

Jacques Derrida

Arturo Suárez Ramírez

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan importante medio de comunicación. De nueva cuenta un fin de semana violento, la sangre se derrama por todo Veracruz y parece que no hay capacidad por parte de los gobiernos, municipales, estatal y federal, para ponerle un alto a la delincuencia.

No es poca cosa que a unas horas de la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador a la entidad, se diera uno de los actos más sanguinarios, crueles e inhumanos, que arrancó la vida de 14 personas, entre ellos un menor que recibió un disparo en el corazón y que ha indignado a todo México.

López Obrador tiene razón cuando dice que está es la herencia dejada por los gobiernos de Felipe Calderón Y Enrique Peña Nieto que le dieron un “golpe al avispero”. Sin embargo ese discurso es de un candidato y no de un “jefe de estado” del cual ha carecido el país, por lo menos desde el año 2000.

El miedo, las amenazas, el cobro de derecho de piso, el tráfico de estupefacientes, los levantones, el asalto a indocumentados, la guerra por las plazas, las ejecuciones y muchos otras actividades ilícitas son el pan de cada día en Veracruz. Los habitantes tienen miedo, están a merced de la delincuencia, la incapacidad e indolencia de la autoridad.

Ya es hora de que el presidente deje el papel de candidato y asuma la responsabilidad que el pueblo le ha conferido, lo mismo debe aplicar para el gobernador Cuitláhuac García, que según las referencias de la prensa local, pocas veces se le ve dando la cara a los medios.

No hace mucho se incendiaron las redes por el encontronazo entre el presidente y el periodista Jorge Ramos, por las cifras de violencia, al final el comunicador tenía razón. Así las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, revelan que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se mantiene con el peor arranque en materia de seguridad de la historia.

Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 31 de marzo de 2019, los cuatro primeros meses de la nueva administración, hubo 11 mil 372 homicidios dolosos, de éstos 539 sucedieron en Veracruz, gobernado por Morena.

Los números están ahí, no solo son cifras de muertos, son historias de sufrimiento y dolor, de pena y angustia. Si la cosa no baja en las próximas semanas, entonces la Cuarta Transformación será un fracaso en seguridad igual que los tres sexenios anteriores. El plazo para que esto baje está fijado, son 6 meses y lo puso el mismo presidente.

Entre Palabras

Tras mes y medio de protestas pacíficas, unos ocho mil médicos residentes de 83 hospitales del país iniciaron asambleas permanentes, en exigencia de que la Secretaría de Salud cubra quincenas atrasadas, el “bono sexenal” y que se dignifique su profesión. Ahora la invitación es para los galenos del IMSS y el ISSSTE para que se sumen a las protestas, en una de esas les tome la palabra.

¿En el Gobierno Federal entenderán el daño que provocaría una parálisis de este tipo?

Escribeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here