Fernando Pérez Chávez

.Los Sindicatos SUEUM y SPUM se Niegan.

El Rector Raúl Cárdenas Espera Respuesta.

El tiempo pasa y el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Raúl Cárdenas Navarro, está aún en espera de la respuesta del SPUM y del SUEUM, para establecer la mesa para la reforma al régimen de jubilaciones y pensiones que exige la SEP, para que pueda acceder a recursos adicionales para hacerle frente a los compromisos de fin de año.

La verdad parece una misión imposible y la máxima casa de estudios se quedará sin dinero para pagar la nómina a partir de la primera quincena de octubre, ante la negativa de los sindicatos universitarios para entrarle a la reforma de pensiones, debido a que ni el gobierno estatal ni el federal saldrán en su auxilio, porque no tienen recursos.

Y como ha ocurrido en los últimos años  vendrá la desestabilización social y política con las movilizaciones de los profesores y los empleados, para exigir a través del chantaje recursos adicionales para su pago, el cual han logrado con éxito, pero el ex rector de la Universidad Michoacana, Medardo Serna firmó con convenio con la SEP en el que se comprometió a llevar a cabo la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones, a cambio de recibir los mil millones de pesos para pagar la nóminas y las prestaciones de fin de año de los trabajadores universitarios de 2018.

Sin embargo, este año parece que por primera ocasión su chantaje no será eficaz, porque la Federación advirtió que si no se reforma su régimen de jubilaciones y pensiones, no recibirá un peso adicional al presupuestado y esto lo saben Eduardo Tena Flores, dirigente del SUEUM y el líder del SPUM, Jorge Luis Avila, quien ha dicho que no permitirán la reforma.

Según el rector Raúl Cárdenas quedó un “acuerdo en el aire” con el SUEM y está apelando a la buena voluntad del sindicato del SPUM, para el regreso de las vacaciones e instalar a la brevedad posible la mesa de negociación, para que no les ganen los tiempos que la verdad ya superaron a la rectoría y de acuerdo a las evidencias, la Casa de Hidalgo se niega a reformar su esquema de jubilaciones.

Por otro lado, el modelo del gasto que tiene la máxima casa de estudios es insostenible y tampoco ha hecho nada el rector Raúl Cárdenas Navarro, luego de que presumió cuando tomo posesión que reduciría ese rubro y que serían reducidos los salarios de los funcionarios universitarios y ante esta situación la Casa de Hidalgo estará en riesgo de desaparecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here