Fernando Pérez Chávez

  • La Verdad a Medias de Silvano
  • #Exgobernadores y ExSecretarios#

Las verdades a medias del gobernador perredistas Silvano Aureoles Conejo, para justificar el caos y el desorden en la educación en el Estado de Michoacán, advertir la delincuencia organizada permeó la Secretaría de Educación en Michoacán y que líderes delincuenciales como Servando Gómez alias “La Tuta” formaban parte de una red de corrupción que durante años tráfico con plazas magisteriales en el estado.

En la descomposición del sector educativo de Michoacán los principales culpables son los ex gobernadores perredista Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, así como el priísta Fausto Vallejo Figueroa y sus ex secretarios estatales de educación, ojalá que quede clarificado el destino de las 30 mil plazas estatales por los auditores de la federación en la víspera de la federalización de la educación que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y si el ex líder delincuencial de Los Caballeros Templarios la “Tuta” traficaba con plazas, porque nunca hicieron nada los ex secretarios de educación Manuel Anguiano Cabrera y Edgardo Bedolla Becerril en la administración de Lázaro Cárdenas, así como Aída Sagrero Hernández y Graciela Andrade García Peláez en el gobierno de Godoy Rangel y Teresa Herrera Guido y Jesús Reyna con Fausto Vallejo, además de Armando Sepúlveda en el interinato de Salvador Jara Guerrero.

La revelación del mandatario michoacano de que hasta el ex líder delincuencia y maestro “La Tuta”, preso en Almoloya traficaba con plazas es solo un ejemplo de que la Secretaría de Educación en el Estado se convirtió por años en un centro de operaciones del crimen organizado, con la venta de plazas solapada por las autoridades gubernamentales y funcionarios de la SEE, en contubernio con la CNTE a la que los gobiernos perredistas les entregaron la educación en Michoacán.

Por otro lado, con las auditorías que lleva a cabo la Contraloría estatal a la SEE y la que ejecutará la Auditoria Superior de la Federación para en el proceso de entrega-recepción a la Federación de la educación, tendrán que salir a la luz pública muchas irregularidades de personajes como La Tuta, de dirigentes, de funcionarios que traficaban con plazas en la dependencia y ojalá y que sean castigados conforme a derecho, porque no puede haber borrón y cuenta nueva.

Finalmente debe de castigarse a los responsables de la crisis financiera que arrastra la Secretaría de Educación en el Estado y que tiene al borde la quiebra al Gobierno de Michoacán, porque sólo tendrá recursos económicos para cubrir el pago de las 30 mil plazas estatales de los maestros michoacanos hasta junio y por esa razón el gobernador Silvano Aureoles Conejo está confiando en que el presidente Andrés Manuel cumpla su palabra y federalice la educación en Michoacán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here