• Encapuchados representan a grupos de interés y no a un movimiento social: Canaco
  • Reprueba protesta pública que reclama justicia delinquiendo; daño por 22 MDP a establecimientos comerciales

Guillermo Pimentel Balderas

Es una realidad que la señora Claudia Sheinbaum, no se curó en salud, pues nuevamente fue rebasada por grupos vandálicos que desvirtúan propósitos que pueden ser legítimos.

Por más que afirme la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México que, se evitó una confrontación entre manifestantes y policías, en las marchas o manifestaciones de los días 5 y 8 de junio y, a pesar de las pintas, romper vidrios y saqueos (robos), la funcionaria capitalina se siente satisfecha porque “no lograron su cometido” (sic…) cerca de 110 personas encapuchadas que buscaban una confrontación con elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), dijo.

Mediante un boletín de prensa, Sheinbaum se congratulo que, elementos de la SSC, al seguirlos, a los manifestantes, “evitó más actos de vandalismo” y se satisfizo que “tampoco se registraron heridos”.

Sin embargo, también por medio de un comunicado, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, manifiesto su preocupación por la repetición de actos vandálicos, otra vez, con serios daños a establecimientos comerciales que arrojo perdidas por 22 millones de pesos; aparte, los deterioros a monumentos históricos, edificios y mobiliario urbano.

Nathan Poplawsky, líder empresarial, enfatizó que no se puede reclamar justicia saqueando tiendas, agrediendo a periodistas, dañando inmuebles y monumentos históricos o poniendo en riesgo la vida de policías y transeúntes.

Dijo que las y los jóvenes encapuchados representan a grupos de interés y no a un movimiento social. Su afán es desestabilizar usando cualquier pretexto y de ello da cuenta su organización y entrenamiento, refirió.

Nathan Poplawsky, enfáticamente denotó: “nos oponemos rotundamente a que la protesta pública derive en actos vandálicos que desvirtúen propósitos que pueden ser legítimos. Nos oponemos a que los comerciantes y sus empleados sigan siendo el centro de los ataques”.

Destacó que sin duda, las fuerzas de seguridad deben actuar con base en un protocolo de uso legítimo de la fuerza y no abusar de la misma. Pero en ningún caso debe impedirse su actuación cuando las manifestaciones sean aprovechadas por grupos vandálicos para cometer actos ilícitos, como fue el día de ayer, el pasado 5 de junio, y en otras tantas ocasiones, consideró.

Subrayó el peligro que representa una actitud cautelosa de la autoridad, porque puede ser entendida por estos grupos vandálicos como una licencia de impunidad, por lo que insistió en que se lleven a cabo acciones contundentes para hacer respetar el estado de derecho.

Poplawsky indicó que “nuestra institución se ha distinguido siempre por defender el principio de legalidad por encima de cualquier propósito o causa.  En todo momento, nos hemos pronunciado a favor de la libertad de expresión como un valor esencial de nuestra democracia”.

Sin embargo, agregó, nos oponemos rotundamente a que la protesta pública derive en actos vandálicos que desvirtúen propósitos que pueden ser legítimos. Nos oponemos a que los comerciantes y sus empleados sigan siendo el centro de los ataques.

Por lo tanto, es una realidad que la señora Claudia Sheinbaum no se curó en salud pues nuevamente fue rebasada por estos grupos vandálicos que desvirtúan propósitos que pueden ser legítimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here