La industria del cine ha tenido que reinventarse para lograr seguir en pie durante la pandemia, sus festivales y premiaciones no han sido la excepción.

Durante el año pasado todos los eventos importantes del mundo del cine tuvieron que cambiar su formato para poder realizarse, pero el Festival de Cannes no logró, por la cercanía con el confinamiento mundial.

Con Cannes cancelado surgió la esperanza para que otros encuentros se realizaran este año, y así fue. La Mostra de Venecia se acopló a los protocolos sanitarios y se nutrió de la voluntad de su comunidad para llevar el cine a su máximo esplendor.

Su edición presencial le dijo al mundo “sí es posible” y los cubrebocas fueron el principal accesorio de las galas.

Cate Blanchett presidió el jurado que premió a la cinta mexicana Nuevo orden (Michel Franco) con el León de Plata: “Alberto Barbera (director de Venecia) nos mostró que sí se puede, nos urgían buenas noticias, volver a la vida y nuevas películas, este fue el primer paso histórico en esa dirección”, dijo Michel Franco a M2, tras recibir el premio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here