China sufrió en el primer trimestre su peor contracción económica desde, al menos, la década de 1970, mientras luchaba contra el nuevo coronavirus Covid-19, y el débil gasto del consumidor y la actividad manufacturera sugieren que se enfrentará a una recuperación más larga y dura de lo esperado inicialmente.

La segunda economía más grande del mundo se contrajo 6.8 por ciento en el trimestre respecto al año anterior, después de que las fábricas, tiendas y viajes se cerraron o se cancelaron para contener la infección, de acuerdo con datos oficiales.

La caída fue más fuerte que algunas previsiones que estimaban una contracción de hasta 16 por ciento. Se trata del peor desempeño de China desde antes de que comenzaran las reformas económicas de mercado en 1979.

Algunos analistas dijeron anteriormente que China, que lideró el camino hacia un cierre global para combatir el virus, podría recuperarse pronto. Pero han estado reduciendo las previsiones de crecimiento y retrasando los plazos de recuperación a medida que se acumulan cifras negativas sobre el comercio negativo y otros datos.

«No creo que veamos una recuperación real hasta el cuarto trimestre o al final del año», dijo el economista Zhu Zhenxin, del Instituto de Finanzas Rushi en Beijing.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here