El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, consideró este martes que un “asunto político” explica la tardanza de la justicia de Estados Unidos para sentenciar a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública (2006-2012), hallado culpable de narcotráfico hace más de un año.

Es un asunto también político porque ¿Cómo pasa tanto tiempo y no resuelven en Estados Unidos?”, argumentó.

Es muy probable que estén esperando que pasen las elecciones (presidenciales de noviembre), pero son decisiones que ellos toman y nosotros respetamos”, declaró el mandatario en su conferencia matutina.

El gobernante mexicano cuestionó la tardanza para fijar los años que pasará en la cárcel García Luna, líder de la llamada ‘guerra contra el narco’ y uno de los funcionarios más cercanos al entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012), considerado el mayor rival político de López Obrador.

La justicia estadounidense declaró culpable desde febrero de 2023 a García Luna de cuatro delitos relacionados con la corrupción y el narcotráfico de cocaína que pueden acarrear perpetuidad, y un quinto delito de prestar falso testimonio a las autoridades de Estados Unidos cuando solicitó la nacionalidad.