El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, hizo un llamado a las autoridades mexicanas a “trabajar como socios” y “familia” para combatir el tráfico de drogas sintéticas, particularmente el fentanilo.

“Seremos dos naciones con una historia complicada, una frontera de arriba de 3,000 kilómetros, pero el futuro es de una familia. Las familias mexicanas, las familias americanas, somos una familia y merece seguridad”, dijo en su mensaje en la Conferencia Internacional de Drogas Sintéticas, que congregará durante tres días a autoridades y especialistas en la materia en Ciudad de México.

Salazar señaló que se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador para conversar sobre cómo reforzar “esta relación tan fuerte que llevamos en la integración de Estados Unidos, México y Canadá”.

En ese sentido, celebró que la relación comercial entre Estados Unidos y México “es la más grande de la historia” y que actualmente ambos países son “los número uno sub-socios comerciales de todo el mundo”, lo que “ha dejado a China en otros lugares muy atrás”.

El diplomático estadounidense añadió que seguirán buscando fortalecer el trabajo en equipo en la lucha contra el tráfico de drogas, así como de armas, la trata de personas, e incluso “la delincuencia que vemos en el corredor de los migrantes”