Pedro Flores  

Ya vienen las elecciones y hay que votar de volada, o votamos  por la razón  o México  tendrá un futuro más negro que el carbón, hay que acudir a las urnas con un  pensamiento crítico,  una actitud en donde hay que usar más la razón, analizando lo real, lo que vivimos, no lo que nos dicen  que está bien, dejando a un  lado las emociones y dando prioridad a  nuestro entorno real y familiar, en otras palabras, ¿estamos contentos con que el precio de la gasolina, que no está a 10 pesos como se prometieron,  tortilla esta hasta en 22 pesos?, hay 10 millones de pobres más y la inseguridad esta imparable,  hasta a los de Morena asesinan.  

El pueblo es sabio y sabe que si  vuelve a votar  por alguien que no ha podido frenar la inflación y que  y por ende el aumento de precios en la canasta básica que se refleja en que, las frutas frescas o refrigeradas se dispararon un 12,8% en abril, seguidas del pescado fresco o refrigerado (10,5%) o la carne de porcino (8,2%),  algo muy similar sucede con otros productos que también suben de precios, como es el caso del azúcar (7,9%), la carne seca, salada o ahumada (7,1%), las legumbres y hortalizas (5,8%), la carne de pollo y pavo (5%), los alimentos para bebé (4,6%), otras carnes (4,5%), el pescado congelado o las frutas en conserva o elaboradas (3,7% en ambos casos),  y que decimos del limón  que está arriba de 25 pesos kilo…. ni para las aguas alcanza.  

El voto femenino  razonado va a ser de gran importancia sobre todo porque  según el INE aporta el 52% de la votación  y en este sector existe un gran rencor contra el gobierno, externado en grandes manifestaciones feministas, porque Morena, les quitó TODOS los programas de apoyo,  en una supuesta acción contra la corrupción  se adjudicó mil 400 millones de pesos, esta medida fue considerada POR TODO  el electorado como una  atentado   a la igualdad de género sobre todo porque en un país donde el 70% del trabajo de cuidados lo realizan mujeres, incluidas las abuelas de los niños.   

La crisis ha golpeado más a las mujeres que a los hombres, ellas representan siete de cada 10 desempleados, de los 2,1 millones de empleos que no se han recuperado, 1,5 millones corresponden a mujeres. Las personas subocupadas, aquellas que estarían dispuestas a trabajar “de lo que sea” aumentaron de 4,6 millones en el primer trimestre de 2020 a 7,3 millones en los tres primeros meses de 2021 o sea aumentaron 2,7 millones, según informa en INEGI quien añade que antes de la pandemia había unas 7 mil 700 trabajadoras sexuales, actualmente se estima que el número ascendió a 15 mil 200 tan solo en la capital mexicana, sin contar las de provincia.  

.Además de lo anterior, los 12 programas sociales que eliminó  eran relevantes por su contribución en la disminución de la pobreza, se encuentran el de Apoyo a la Vivienda, operado por Sedatu; el de Atención a Jornaleros Agrícolas, de Bienestar; el de Empleo Temporal, de Bienestar, SCT y Semarnat; el de Comedores Comunitarios, de Bienestar, el de Apoyo a la Comercialización, de SADER; el de Formación de Recursos Humanos basada en Competencias, de la SEP; el de Apoyos para la Protección de las Personas en Estado de  Necesidad, de Salud y el de Consolidación de reservas Urbanas, de Sedatu, perjudicaron a millones de  votantes.  

Como podemos votar, por  un partido que cuyo primer mandatario dice que las personas que piden medicinas para los niños con cáncer, son opositores a su gobierno y que no ha detenido  a grandes capos del llamado crimen organizado porque él es un humanista, cuando el crimen organizado  y no organizado, llega a las casas hace levantones  y crímenes, en un país en donde hay más de 80 aspirantes a elecciones popular asesinados y el presidente  de la República lo califique como NORMAL, como lo hizo el pasado viernes.  Porqué decimos que debe de haber un voto razonado, porque no podemos seguir aceptando un  gobierno que diga que no se endeudará como los anteriores, mientras que en  la página oficial del Banco Mundial nos muestran los créditos que ha solicitado el gobierno de México en estos primeros 30 meses del gobierno de López Obrador dan a conocer que en los primero 30 meses se han solicitado créditos por un total  $3, 855, 000, 000.00 dólares… ¿En dónde está ese dinero,  el de todos los fideicomisos y el de la “rifa” del avión?