Pablo Amílcar Sandoval abandonó el proceso interno de Morena para ser candidato a la gubernatura de Guerrero.

En una extensa carta refrendó que “servir al pueblo de Guerrero ha sido el mayor privilegio de mi vida”, pero que ante los ‘mezquinos ataques’ en su contra y su familia no se prestará a las ‘guerras intestinas’.

Tampoco seré instrumento útil a los adversarios de Morena”, afirmó.

Amílcar Sandoval destacó que estos momentos históricos necesitan de mucha altura de miras, dignidad, fuerza y unidad, por lo que decidió retirar su participación del proceso interno de Morena a la gubernatura de Guerrero.

Agregó que seguirá trabajando para hacer de Guerrero un estado de prosperidad, igualdad, libertades y justicia.