• Amenaza a México incremento de precios de mercancías con la detonación de pedidos para el periodo navideño y de fin de año. Los costos de fletes marítimos crecen a triple dígito; cerca del 90% de los productos se transporta vía marítima y la mayoría desde Asia 
  • Entonces, lo más probable es que ¿Tendremos juguetes, ropa deportiva y, electrónica, principalmente, con altos precios? 

Guillermo Pimentel Balderas 

Desde el inicio de la pandemia por el Covid-19 -en todo el mundo-, el comercio internacional ha sufrido el brutal encarecimiento de los costos del envío de contenedores (por mar) de mercancías desde el mercado asiático que, en promedio, se ha disparado 360%. 

Además, se entrevé una crisis conforme se espera la temporada de ofertas de fin de año que, en particular en México, se da en noviembre con el «Buen Fin» y en diciembre con la temporada navideña, debido a que cerca del 90% de las mercancías se transporta vía marítima y la mayoría desde Asia, por lo cual, la detonación del mercado a finales de este año (2021) colisionará con la dificultad de envíos. 

Entonces, nos espera una ¿Navidad Amarga? Pues, según la empresa transitaria global, Shanghai Containerized Freight Index (SCFI) -que publico Arena Pública (09-09-21)-, el costo de los envíos marítimos está creciendo a tres dígitos amenazando con estallar los precios de las mercancías con la detonación de pedidos durante el periodo navideño. 

En la publicación, se explica que la ahora llamada “crisis de los contenedores” ha forzado los precios de importación a los continentes americano y europeo con una inflación a altos niveles que ya han alertado a las autoridades monetarias, quienes han reconocido a los factores externos como uno de los riesgos al alza más persistentes. 

En otra parte de este contenido periodístico, se menciona que Steve Lamar, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Ropa y Calzado (AAFA), previó que habrá adelanto de pedidos de fin de año, pues el pronóstico de la asociación es que existirían graves y numerosos retrasos en las entregas debido a los problemas logísticos derivados de la crisis.  

Inclusive, se subraya que a este presentimiento se sumó Hasbro, una de las empresas de juguetes más importante a nivel mundial, quien advirtió que un probable incremento de los precios, cuatro veces mayores al año pasado, será de manera inevitable.  

En tanto, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), opinó que las causas del inédito encarecimiento de los fletes marítimos recaen directamente en efectos relacionados con la pandemia y que la rápida recuperación del comercio mundial que, tomó por sorpresa a los puertos, se debe a los cuantiosos estímulos fiscales aplicados en Europa y Estados Unidos que elevaron el nivel de consumo de bienes importados durante el primer semestre de este año. 

Y, por último, mediante un comunicado, Rolf Habben Jansen, director ejecutivo de Hapag-Lloyd, una de las mayores compañías de logística internacional indicó: «Actualmente esperamos que la situación del mercado solo se alivie en el primer trimestre de 2022, como muy pronto». 

Ahora bien, la cuestión es saber sí esta peligrosa realidad ya habrá puesto sobre aviso o en alerta a los funcionarios del gobierno de la Cuarta Transformación (4T) ¿Estarán ya preparados para lo que viene? Pronto lo sabremos.    

Correo: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com