• También que instalen refinerías modulares en el Istmo 
  • El propósito es reforzar la producción de gasolinas 
  • Hay apertura para la inversión y la competencia 

Juan García Heredia 

El gobierno de México permitirá la importación de petróleo crudo ligero por parte de empresas privadas, las cuales además instalarán plantas o refinerías modulares para reforzar la producción de gasolina en el país, con lo que se dejaría de comprar este producto en el extranjero. 

Lo anterior es según informes del experto en energía, Ramses Pech, quien refirió que esas plantas posiblemente serán edificadas en el Istmo (de Tehuantepec), al sur de la República Mexicana. 

El investigador dio a conocer esa información luego de la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, donde el mandatario recalcó que la nueva refinería de Dos Bocas será concluida en 2022 y tendrá una producción de 340 mil barriles (diarios de combustibles). 

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo federal, a esa cantidad será sumada la producción de un millón 500 mil barriles (de gasolinas) en las seis refinerías -del Sistema Nacional de Refinación)- en 2022, las cuales actualmente están siendo modernizadas. 

En el mismo evento, López Obrador comentó lo siguiente: «Acaba de presentarse un proyecto nuevo que va a reforzar, que es una inversión de particulares. Consiste en que están ellos logrando un acuerdo con productores de petróleo de Estados Unidos que están extrayendo un crudo, un petróleo superligero que están produciendo». 

«Hay unas plantas nuevas modulares que se pueden construir, se pueden montar relativamente rápido. Entonces, esta empresa de mexicanos ofrece tener petróleo ligero, traerlo al Istmo -por eso también nos importa mucho todo el desarrollo del Istmo- y ahí poner estas plantas y hacer una sociedad con Pemex. Y estamos nosotros de acuerdo, siempre y cuando Pemex tenga mayor número de acciones, sea empresa mayoritaria», dijo. 

Puntualizó que a esos inversionistas les interesa porque tienen asegurada la venta. «Todo lo que se pueda producir lo compra Pemex, porque Pemex es la empresa que distribuye en el país las gasolinas y el diésel, es la empresa que más distribuye combustible». 

Por su lado, Ramses Pech del Grupo Caraiva – León & Pech architect, consideró que lo mencionado por el presidente de la República es algo bueno e indica una apertura a la inversión; igualmente, puede servir para incrementar la competencia, así como el balance entre privados y las empresas productivas del estado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here