David Hidalgo Ramírez 

La mujer ha logrado un gran papel en el mundo actual y, aunque resulte paradójico, las mujeres constituyen el principal eslabón para la transmisión de valores en nuestra sociedad, en donde predomina el pensamiento masculino. 

Reconocer la superioridad biológica de la mujer nos permite afirmar que el sexo femenino es muchos más fuerte que el masculino en muchos aspectos. La mujer posee un control innato de su energía interna, lo que evidentemente la hace más resistente. También está demostrado que la mente femenina es superior a la masculina y que ésta trabaja a una velocidad increíble. 

Estas reflexiones nos permiten entender que hombres y mujeres enferman de forma diferente y, desde la medicina natural, la actitud mental con la que enfrentamos la vida, es determinante para el proceso de salud-enfermedad individual, razón por la cual cuando se atiende los padecimientos de la mujer, es importante conocer las circunstancias que alteran el estado emocional de la mujer. 

En el campo médico, la ginecología y la obstetricia, constituyen un ejemplo de la forma en que las mujeres han dejado el control de su salud en médicos y parteros que lo que menos toman en cuenta es el cúmulo de emociones que convergen en una mujer al momento de convertirse en madres. Este simple ejemplo muestra la incomprensión abismal que existe entre el médico y la mujer, quien regularmente se limita a suprimir los síntomas, sin analizar la realidad de las causas del dolor que se genera durante el parto. Es importante dejar de ver a la mujer como una máquina que hay que reparar a la brevedad posible. 

La medicina natural basa su conocimiento y práctica en el principio de vivir en armonía con la naturaleza, lo que entendemos como el respeto a todo tipo de vida y a todo proceso biológico en el que ésta se encuentre.  

El médico naturista debe conocer, analizar, meditar y comprender las leyes naturales y cómo estas influyen en los procesos biológicos de los diferentes seres vivos, con la finalidad de disfrutar de una vida saludable. En medicina natural se busca que el paciente colabore con la naturaleza para erradicar el padecimiento que le afecta, viviendo en armonía y de forma equilibrada con nuestro entorno. 

En 1998 escribí el primer tomo de una colección a través de la cual se difundió el resultado de una serie de investigaciones cuyo objetivo es: “devolver el control de la salud a las personas”; este primer tomo: “Medicina Natural para Mujeres” será el libro que se leerá en nuestro taller de lectura del próximo jueves 25 de noviembre. 

Como parte de las actividades del 25 Aniversario del centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM) y en el marco conmemorativo del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”, la periodista Ariadna García Martín del Campo coordinará la lectura de una publicación en la que se ofrecen los argumentos para entender la importancia de ofrecer un trato diferente a la mujer como paciente. 

Para mayores informes de nuestros Talleres de Lectura mande un WhatsApp al 55 3559 8872  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here