Articulo/China, ejemplo de desarrollo que México debe aprovechar

0
37

Por: Donaji Olivera Reyes

El nuevo orden mundial no puede entenderse sin la participación de China y su gran desarrollo económico que ha mantenido y asombrado al mundo por la rapidez y constancia en rubros estratégicos, además de su cooperación con otros países para alcanzar niveles óptimos de desarrollo.

Dicho desarrollo, aunque no ha sido lo rápido que se desearía, sí ha tenido un crecimiento. En 2019 se espera que siga por el mismo camino, tal y como se ha expresado en la reunión anual de “Dos Sesiones”, China prometió impulsar la apertura y la reforma de su economía, al mismo tiempo que impulsa la Iniciativa de la Franja y la Ruta, para promover la integración del mundo y en la cual México ha seguido muy de cerca.

Hemos escuchado con mucho interés las recientes palabras del primer ministro chino, Li Keqiang, respecto a las metas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) que ha fijado China para este año, y que se encuentran entre un 6 y un 6,5 por ciento.

Este crecimiento es-muy importante pese a las complicaciones que enfrentamos a nivel global. Es digno de reconocerse; sabemos del profundo esfuerzo político, económico y social que ha hecho China desde hace ya décadas. Ahora es claramente palpable, no sólo como gigante de Asia, sino en todas las naciones con las que tiene relaciones políticas y de amistad.

En el caso de México, la relación no puede ser mejor. Con el gobierno entrante, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, existe voluntad política para que los tratos comerciales traigan consigo un beneficio mutuo. Con condiciones justas, en los próximos años podremos escalar a otro nivel comercial. En el caso de México, prevé alcanzar un crecimiento anual de 4 por ciento.

Para lograrlo, López Obrador busca mirar hacia otras regiones, nuevos socios y fortalecer lazos para generar bienestar económico que beneficie a los ciudadanos.

Será vital para México aprovechar las buenas condiciones que ha establecido China sobre la facilidad para hacer negocios. He Lifeng, director de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, afirmó que China se ubica actualmente en el puesto 46 en una clasificación global sobre la facilidad para hacer negocios; apenas en 2017 ocupaban el lugar 78.

Este óptimo panorama nos abre claramente las puertas para hacer inversiones de gran calado, que nuestro país no puede desaprovechar. En estos tiempos de profundos cambios, debemos de dar este gran paso y apostar por negocios en donde todos se beneficien.

Muchas son las cosas que debemos aprender de China. Y la clave está en todos los factores que han permitido que sea una nación exitosa. Ahí tenemos la erradicación de la corrupción, la disciplina, la pasión por el trabajo, el amor por su país y, tal vez lo más importante, el agradecimiento al pueblo. El presidente Xi Jinping ha exhortado a todos los funcionarios chinos a no defraudar sus esperanzas y así lo han hecho a cabalidad.

En los tiempos de cambio que vive México, China está más cerca que nunca y representa un ejemplo de desarrollo que deberíamos atender con responsabilidad.

China genera energías limpias

Pero no todo es crecimiento económico. Existe otro factor que no podemos soslayar: el cuidado del medio ambiente. De todo su desarrollo económico, político y social, Xi ha apostado por una China verde. Ha demostrado sus buenas acciones en esta materia al reducir la huella de carbono. Su marco regulador le ha permitido alcanzar su objetivo de bajar las emisiones contaminantes un año antes, es decir, las que tenía previstas para 2020.

Es manifiesto el trabajo que han realizado para generar energías limpias, que son amigables con el medio ambiente. También en este delicado tema, China es un referente en el ámbito mundial, del cual seguimos aprendiendo.

Prometedor flujo turístico entre China y México

China y México han coincidido en la importancia de diversificar el flujo turístico entre ambas naciones para aprovechar las oportunidades que sus crecientes mercados ofrecen en cultura, historia y gastronomía, a través del incremento de la conectividad aérea. Ya las aerolínea chinas tienen vuelos directos a México y eso hace pensar que el flujo de turistas entre las dos naciones aumente.

El crecimiento en viajes de más del 15 por ciento de turistas que salen de China hacia el mundo es un potencial que México busca aprovechar, pues actualmente solamente 100 mil turistas chinos viajan al año hacia nuestro país. El perfil del turista de China ha experimentado cambios; buscan lugares más lejanos y México representa un gran mercado; los jóvenes chinos cada vez más viajan solos, antes lo hacían en grupos y cada vez están mejor preparados.

La diversidad cultural, de naturaleza y gastronómica que tiene México lo hace atractivo para el turista. Además de su riqueza gastronómica que ha sido ya declarado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Ya no se la gran historia milenaria de de China que lo hace como el polo turístico atractivo por excelencia.

Las distancia en kilómetros entre China y México no es obstáculo para este gran intercambio que se prevé, en todos los sectores económicos, entre las dos naciones. Cada quien en nuestra trinchera pondremos nuestro granito de arena para que esta hermandad siga en crecimiento.

Donaji Ofelia Olivera Reyes, diputada local por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en el Congreso de la Ciudad de México I Legislatura. Licenciada en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de Mëxico (UNAM de la FES Aragón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here