• Pobreza, agobia a familia rural. Ejidos en caída libre, 30% ya son privados. Venden o alquilan sus tierras por necesidad. Productores en riesgo de perder lo hipotecado como garantía para sembrar en ciclo otoño-invierno
  • 2021, un año muy difícil. Las organizaciones campesinas deben volver a su gente, tener contacto directo y encabezar nuevamente las demandas, señala CNC

Guillermo Pimentel Balderas 

La pobreza se ha agudizado en el campo y los apoyos del gobierno de la 4T sólo han sido “mejoralitos”; por eso, las organizaciones campesinas y sus productores demandan un seguro de garantía. Las familias rurales están agobiadas; crece la venta o renta de tierras ejidales y de trabajo.  

En el estado de Tamaulipas, en donde el líder estatal de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Raúl García Vallejo, dijo -en entrevista vía telefónica- que es difícil saber cuántas fincas y ranchos en el sector social han sido vendidas o rentadas; se supone, consideró, como un 30 por ciento. 

“Acá para el norte un 70% trabaja sus tierras o sea la siembra, hay excepciones, pero son más los mismos productores que están sembrando”, dijo y subrayó: “la pobreza se ha agudizado en el campo y los apoyos sólo han sido “mejoralitos”, por eso pedimos un seguro de garantía”. 

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, especificó que la CNC propone un incentivo para el sector agrícola para que el productor no pierda su patrimonio y lo tenga seguro o, al menos, no lo va arriesgar. “Para que te den un crédito te piden el seguro, las escrituras, el tractor o lo que tengas y nadie, pensamos que vamos a perder e hipotecar todo”, estimó. 

Acentuó que hay productores en riesgo de perder lo hipotecado o la garantía para sembrar en el ciclo otoño-invierno. Todo su patrimonio se iría al precipicio pues el 90 por ciento de estas tierras ya no tienen seguro, advirtió. 

Reparó que las organizaciones campesinas deben volver a ver a su gente; tener contacto directo y encabezar nuevamente sus demandas; hacer pueblo y estar presencialmente en los territorios; así como identificar con nombre y apellido, de carne y hueso, quienes y cuántos somos realmente. 

“Esto es alarmante, lo hemos venido siguiendo con la integración de una estructura en los ejidos por todo el país y, Tamaulipas no fue la excepción, hubo quienes no creyeron en que esta tarea fuera posible, luego de los resultados electorales del año pasado en Hidalgo y Coahuila”, reflexionó. 

García Vallejo, sustentó: “Tengo claro que en cualquier otro momento llegar a la dirigencia, era casi un premio. Llegar hoy, significa un gran reto. Un reto que será posible lograr con el apoyo de todos los cenecistas”. 

Las medidas de protesta de agricultores, sostuvo, son apoyadas por la CNC porque son la única forma de hacer entender al Gobierno Federal para que pague los adeudos que se tienen. “Nosotros estamos de acuerdo porque no estamos pidiendo limosna, estamos pidiendo algo que por ley nos pertenece y sobre todo porque nos pone a competir con Estados Unidos”, apuntó. 

A pesar de que aun va iniciando este 2021, indicó que “la CNC ve un año muy difícil”. Los campos citrícolas se vieron afectados por las heladas en diciembre y en el norte por la falta de humedad. Se afectaron el centro y sur de Tamaulipas por heladas y por la falta de lluvia en el norte. En esta zona del estado que es lo más fuerte en donde se llegan a sembrar de 650 a 700 mil hectáreas, ahora solo será el 10 o 15 por ciento de lo temporal, a lo que vemos un año muy difícil”, remarcó.