La 64 gala de los Premios Grammy, prevista para el 31 de enero en Estados Unidos, fue suspendida este miércoles debido al aumento de los casos de COVID-19 por la expansión de la variante ómicron y será fijada para una nueva fecha, todavía por determinar.

En un comunicado conjunto, la Academia de Grabación y el canal CBS explicaron que adoptaron esa decisión tras considerarla “cuidadosamente” y analizarla con responsables de salud.

“La salud y la seguridad de aquellos en nuestra comunidad de la música, la audiencia en vivo y cientos de personas que trabajan incansablemente para producir nuestro show sigue siendo nuestra máxima prioridad”, indicaron en la nota.

Dada la incertidumbre en torno a la variante ómicron -agregaron-, celebrar la gala el 31 de enero simplemente supone demasiados riesgos”, se agregó en el documento.

Se esperaba que el evento tuviera lugar en Los Ángeles (California) tras el anuncio de las nominaciones a los premios el pasado 23 de noviembre.