Los anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 persisten en los pacientes que los desarrollan al menos ocho meses tras la infección en la mayoría de los casos, asegura un estudio dado a conocer por el hospital milanés de San Raffaele y el Instituto Superior de Sanidad italiano (ISS).

Los contagiados que producen anticuerpos en los primeros quince días tienen menor riesgo de padecer síntomas graves de COVID-19, añade el estudio, publicado este martes en la revista científica “Nature Communications”.

La duración de los anticuerpos y la importancia de su presencia temprana para combatir la infección son los dos principales resultados de la investigación, realizada por la Unidad de Evolución y Transmisión Viral del Hospital San Raffaele y el San Raffaele Diabetes Research Institute, en colaboración con el Centro para la Salud Goblal y el Departamento de Enfermedades Infecciosas del ISS.

A partir del seguimiento de 162 pacientes positivos al SARS-CoV-2 con diversos síntomas, la investigación concluye que los anticuerpos permanecen en el organismo durante al menos ocho meses, independientemente de la gravedad de la enfermedad, la edad de los enfermos o la presencia de patologías previas.

Las primeras muestras de sangre tomadas corresponden a marzo y abril de 2020, mientras que las últimas se realizaron en noviembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here