• El mandatario federal pidió al sector financiero no permitir que México se convierta en colonia de algun país extranjero

Judith Sánchez Reyes

En medio de la polémica por la reforma de pensiones, el presidente Andrés Manuel López Obrador clausuró en Acapulco, Guerrero, la 87 Convención Nacional Bancaria.

Ante empresarios y banqueros, el mandatario federal hizo un recuento de los logros de su gobierno en materia económica.

Una vez más destacó el crecimiento comercial de México en relación con Estados Unidos por lo que hizo un llamado a cuidar los tratados comerciales, pero sin permitir que se vulnere la soberanía nacional ni que el país se convierta en una «!colonia».

Con esta narrativa, López Obrador clausuró la última Convención Bancaria que acude como presidente de la República, ya que en septiembre proximo termina su sexenio.

Destacó la importancia de los tratados comerciales que nuestro país tiene con Estados Unidos, pero fue muy enfático en decir que hay que debemos seguir siendo una nación libre.

“Hay que decir, como nunca la integración en lo económico, no podemos separarnos, nos necesitamos mutuamente nada más hay que tejer fino para que se respete nuestra soberanía, que nos integremos pero que haya respeto, que sea el pueblo de México que elija a sus gobernantes de manera democrática y que México nunca sea protectorado o colonia de ningún país extranjero, porque México es un país libre, independiente y soberano. Como diría el gran filósofo cantinflas, ahí está el detalle”, dijo.

En este contexto, aprovechó para exaltar las acciones que su gobierno ha hecho en materia de seguridad, puso como ejemplo la baja en homicidios, secuestro y otros delitos del orden federal.

Y una vez más, destacó su política de seguridad basada en no combatir la violencia con más violencia.

“No se puede enfrentar el mal con el mal, no es la ley de Talión ni es el diente por diente, porque si fuera eso nos quedaríamos chimuelos, tuertos (… ) No se puede enfrentar la violencia con la violencia”, indicó.

Respecto al ámbito económico, López Obrador presumió la recuperación de empleos tras la pandemia por Covid-19 y la reducción de la pobreza en el país.

Finalmente, el político tabasqueño agradeció al sector financiero su colaboración para alcanzar objetivos, como la mejora en el salario mínimo.

“Ya me voy a Palenque en 5 meses, me despido de ustedes por anticipado. Me han tratado muy bien, con respeto y considero que han sido correspondidos, les he tratado también con respeto y he cumplido los compromisos que hice desde el inicio de mi gobierno. Les felicito”, acotó.

Por su parte, Julio Carranza, presidente de la Asociación de Bancos de México, hizo un reconocimiento a López Obrador por su relación respetuosa con los hombres del dinero, que se comprometieron a no intervenir en el proceso electoral de este año.