A poco más de dos años de que concluya su sexenio, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, rechazó que se encuentre estancada la investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador apuntó que “va bien” la investigación sobre el caso, y que cuando surjan nuevas evidencias se les informara a familiares de los estudiantes desaparecidos.

“Vamos avanzando bien, nada más que había todo un pacto de silencio y muchos intereses y se está avanzando Vamos a tener resultados y vamos a cumplir con nuestro compromiso, todos los días estamos trabajando”, dijo.

Cuando tengamos más información (se reunirá con familiares de los normalistas desaparecidos), que ya tenemos mucha, pero vamos a esperarnos. Cuando hay voluntad, cuando hay convicciones, la justicia tarda, pero llega“, argumentó.

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de la escuela para maestros rurales de Ayotzinapa fueron detenidos y desaparecidos cuando se dirigían a Ciudad de México para participar en una manifestación por el 2 de octubre.