Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que no obligará a que padres de familia envíen a sus hijos a la escuela para el regreso a clases presenciales a finales de agosto.

En la conferencia matutina llevada a cabo este viernes en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, López Obrador aseveró que no se puede seguir con la educación a distancia, razón por la cual el regreso a clases presenciales debe verse como un bien para niños y jóvenes.

Vamos a ser respetuosos, nada se puede hacer por la fuerza, se abren las escuelas, se regresa a clases. No quieren que sus hijos vayan a la escuela, pues no los manden, somos libres”, expresó.

“Pero sí tenemos que pensar en la importancia e la educación, no podemos continuar así, hay que regresar a clases, y hay que ver que se proteja a los niños, si hay un contagios cuidar al niño, que no haya contagio en toda la escuela, eso no sucede”, expuso.

El Gobierno de México prevé que a finales de agosto se regrese a clases presenciales en la educación básica, “llueve, truene o relampaguee”, detalló el presidente López Obrador la semana pasada.