El Senado de la República aprobó, en Comisiones, el dictamen de reforma a la subcontratación laboral, también conocida como outsourcing.

Las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social y Estudios Legislativos Segunda avalaron el documento por mayoría al coincidir en que se trata de un avance importante para defender los derechos de los trabajadores.

La reforma incluye adiciones y derogaciones a disposiciones de las leyes Federal del Trabajo; del Seguro Social; del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; del Impuesto Sobre la Renta; del Impuesto al Valor Agregado; Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado; de la Reglamentaria y del Código Fiscal de la Federación.

Antes de llegar al Senado, la Cámara de Diputados avaló el dictamen de reforma sin realizarle cambio alguno, con lo que se prohíbe el outsourcing y se diferencia de servicios especializados o de la ejecución de obras especializadas.

Establece además que la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas deberá formalizarse mediante contrato por escrito y que las personas físicas o morales que proporcionen los servicios de outsourcing deberán contar con registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).