Autoridades exhumaron el cuerpo de José Eduardo Ravelo Echeverría, joven de 23 años de edad presuntamente asesinado por policías municipales de Mérida, Yucatán.

La exhumación fue ordenada por la Fiscalía General de la República (FGR) cuyos peritos forenses le practicarán la autopsia para determinar la causa de su muerte, ya que se denunciaron supuestas anomalías en la realizada en Mérida.

Elementos de la Policía Municipal, así como personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de Protección Civil de Yucatán, presenciaron las diligencias.

El cuerpo de José Eduardo fue desenterrado del panteón municipal de Isla, donde el pasado 8 de agosto había sido sepultado.

María Ravelo Echeverría, madre del joven, denunció que este había viajado desde su natal Veracruz a la capital de Yucatán en busca de trabajo, pero que el 22 de julio policías lo detuvieron y lo subieron a una patrulla, donde lo golpearon y violaron.