Estados Unidos evacuó a tres mil 900 personas el sábado desde Afganistán, lo que sitúa el total en la última semana en cerca de 25 mil, en medio de una situación “increíblemente volátil” a las afueras del aeropuerto de Kabul, informó este domingo la Casa Blanca.

Se trata de la última actualización oficial, que no especifica cuántos son estadounidenses y cuántos afganos, en los esfuerzos de evacuación por parte del Gobierno estadounidense de Afganistán.

El funcionario de la Casa Blanca que ofreció la información, bajo la condición de anonimato, señaló que las salidas se habían producido tanto en vuelos civiles como militares.

Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, aseguró que la situación en torno al aeródromo es “increíblemente volátil” y reconoció que los “talibanes controlan Kabul”, lo que dificulta las operaciones de salida.

“Esa es la realidad. Esa es la realidad con la que tenemos tratar”, dijo Blinken en una entrevista en la cadena de televisión CBS.