• Desde Palacio Nacional Aló Presidente, usa al Judicial para acallar libertades

Miguel A. Rocha Valencia

Más claro ni el agua. Ya se hicieron sentir las intenciones del presidente López al cooptar de mala manera al poder Judicial federal. Los locales ya fueron sometidos por los gobernadores de Morena y alguno que otro panista.

El siguiente paso de la estrategia, ya estaba en marcha; someter a los medios de comunicación y periodistas que piensan distinto al nativo de Macuspana, acción que se recrudecerá ahora utilizando al poder Judicial.

Quien se oponga al presidente y sus aliados, es perseguido y será ajusticiado, (de justicia), linchado, ya sea desde el púlpito de Palacio Nacional, acusándolos de fifís, conservadores, en suma, enemigos de la patria, cuyos asesinatos y agresiones, serán justificados.

A algunos medios les fueron retiradas pautas publicitarias que se confunden con chayos o embutes; lo mismo que a periodistas no afines y que cuentan con portales. Incluso y algunos, con talleres de impresión.

Varias empresas como Televisa, El Financiero, Reforma, Milenio, El Universal y otros más, fueron investigadas y “apretadas” a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, de Hacienda donde el verdugo, puso a disposición del ejecutivo, información incluso de inversiones en servicios de los dueños de dichos medios.

A algunos les fueron canceladas concesiones o se les amenazó con eso y se hizo urgente el pago de adeudos fiscales. Lo mismo con varios periodistas-empresarios.

Pero ni, aun así. La crítica al mal gobierno continúa y entonces, se utiliza al poder Judicial para acallar voces como la de Sergio Aguayo quien sacó a luz los trapos sucios del exgobernador Humberto Moreira de pechera tricolor, pero cara morena; le sigue Proceso por sus reportajes contra Ricardo Salinas Pliego y sus empresas, TV Azteca, a sabiendas que este personaje es uno de los consentidos de la Cuarta Transformación.

Es tal el manipuleo que al juez le importó nada condenar a Proceso a no mencionar nada sobre los negocios turbios de Salinas Pliego, quien, en su pleito más reciente, se quedó con Canal 40 y la dispersión de más de 200 mil millones de pesos a los ninis y desde luego, una buena tajada del presupuesto de publicidad a medios por parte del gobierno de López.

No le importó al juzgador, atacar la libertad de expresión o el derecho de la sociedad a estar informada. La guadaña es tan dura que van contra todo ordenamiento; ahí está el caso también de la venganza contra Rosario Robles por dar un supuesto domicilio falso, al que incluso el actual presidente fue un par de ocasiones.

El tema viene muy difícil, los ataques a la libertad en todos sentidos van a endurecerse más ahora que la economía del país va en picada y se entroniza el Aló Presidente que de la Venezuela de Hugo Chávez nos endilga todos los días López Obrador desde Palacio Nacional.

¡Aguas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here